27 de enero de 2014

Don Quijote de la Mancha



¿Quién menoscaba mis bienes?
Desdenes.
Y ¿quién aumenta mis duelos?
Los celos.
Y ¿quién prueba mi paciencia?
Ausencia.
De ese modo, en mi dolencia
ningún remedio me alcanza,
pues me matan la esperanza
desdenes, celos y ausencia.

¿Quién me causa este dolor?
Amor.
Y ¿quién mi gloria repugna?
Fortuna.
Y ¿quién consiente en mi duelo?
El cielo.
De este modo, yo recelo
morir deste mal extraño,
pues se aumentan en mi daño
amor, fortuna y el cielo.

¿Quién mejorará mi suerte?
La muerte.
Y el bien de amor, ¿quién le alcanza?
Mudanza.
Y sus males, ¿quién los cura?
Locura.
De este modo, no es cordura
querer curar la pasión
cuando los remedios son
muerte, mudanza y locura.


Miguel de Cervantes
Don Quijote de la Mancha

20 de enero de 2014

El desierto de los tártaros





«Casi dos años después, Giovanni Drogo dormía una noche en su habitación de la Fortaleza. Habían pasado veintidós meses sin traer nada nuevo y él se había quedado inmóvil, esperando, como si la vida debiera tener con él una especial indulgencia. Y, sin embargo, veintidós meses son largos y pueden suceder muchas cosas: hay tiempo para que se formen nuevas familias, nazcan niños y hasta empiecen a hablar, para que se alce una gran casa donde antes sólo había un prado, para que una hermosa mujer envejezca y ya nadie la desee, para que una enfermedad, incluso de las más largas, se prepare (y mientras tanto el hombre sigue viviendo despreocupado), consuma lentamente el cuerpo, se retire en breves apariencias de curación, se reanude desde lo más hondo, sorbiendo las últimas esperanzas; queda aún tiempo para que el muerto sea enterrado y olvidado, para que el hijo sea de nuevo capaz de reír y por la noche acompañe a las muchachas por las avenidas, inconsciente, a lo largo de las verjas del cementerio.»



Dino Buzzati
El desierto de los tártaros

5 de enero de 2014

THE DERANGED COUSINS



Seventy-nine years ago there were three cousins whose names were Rose Marshmary, Mary Rosemarsh, and Marsh Maryrose.

They lived in a house covered with roses on the edge of a marsh.

Since they were orphans and there was nobody to stop them, they were often merry far into the night.

In the daytime they picked up things left by the tide.

One September afternoon Rose and Mary quarreled over a bedslat.

Mary struck Rose with a brown china doorknob she had already found and killed her.

She had Marsh bury her in a field known as the Rabbits’ Restroom.

The incident caused her to become a religious maniac.

Shortly thereafter Marsh took to drink.

One April morning he drank the dregs of a bottle of vanilla extract he discovered in the mud.

They must have been contaminated, for he died in agony during the night.

Mary conducted a funeral service by herself that lasted the whole day and then buried him near Rose.

The next winter she was carried off by an unusually high tide.

They never found her body.

Edward Gorey
Amphigorey Too